mayo 15, 2014

Morbo, Gnosis, Sexualidad y Espiritualidad

Morbo: por lo desconocido, por el sexo, por lo nuevo, por lo que no poseemos. Prejuicios, ataques y cuanta acción negativa que produce esta palabra.

Andando por la red, leyendo sobre espiritualidad y Sexualidad, me encontré con la Gnosis: una corriente filosófica judeo-cristiana con amplia difusión en el mundo occidental, especialmente en Latinoamérica gracias a un personaje autonombrado Samael Aun Weor, oficialmente Víctor Manuel Gómez Rodríguez, colombiano de nacimiento.

En cierta ocasión fui invitado a una sesión de estas, que sinceramente me pareció mágica. Días después me detallaron, fuera de ese ambiente, sobre la postura de esta secta acerca de la homosexualidad: básicamente ellos creen que hombres y mujeres "no heterosexuales" son seres que fueron castigados por haber hecho algo terrible en vidas pasadas. Y por ello, regresaron a este mundo siendo homosexuales.

Entonces ha venido a mí el término "morbo".

En esta sociedad muchas veces lo desconocido, lo no convencional y lo diferente es motivo de desprestigio, aislamiento y hasta odio, no obstante el avance en cuanto a la manera de pensar.

Sin meter las manos al fuego por nada ni nadie (me refiero a la comunidad LGTB, gnósticos moderados y otras sectas), me atrevo a declarar mi rechazo hacia estas sectas pseudo-espirituales debido a sus formas no tan correctas de tratar temas en los que no están de acuerdo como lo es la homosexualidad. Cito partes de documentos extraídos de estas organizaciones gnósticas en internet.

"
El vicio del homosexualismo inicia su marcha vergonzosa durante la adolescencia.
       Muchas escuelas de adolescentes varones y señoritas son verdaderos prostíbulos de tipo homosexual." [http://www.samaelgnosis.mx/libros/txt/educacion_fundamental.txt]

...Puro maldito harnero.

Y sus polémicas afirmaciones continúan con términos como "maricones" "siniestros" o "tenebrosos". Básicamente agrupan a homosexuales con degenerados sexuales, infanticidas, abusadores y cuanto enfermo habido... ¡qué sarta de pendejadas!

El mismo líder espiritual, Samael (Víctor y para alivio de muchos, bien muerto) usa el término mal escrito "homosexualismo" como burla.

Es como si esta gente desconociera todo concepto científico en materia de sexualidad. No soy ni experto en ciencia tampoco en espiritualidad, pero me gusta saber y me he encontrado con que la diversidad sexual no es cosa únicamente humana, mucho menos algo porqué sentir pena: se da en el reino animal y vegetal. Simplemente es natural.

Hoy en día no nos conformamos con lo que la Iglesia nos enseña en materia espiritual, queremos saber más para ser mejores personas. Esto lleva a muchos a una búsqueda espiritual con el fin de hallar sitios dónde satisfacer ese deseo. Yo mismo lo hago, no por llenar un vacío emocional o material sino porque como cualquier ser humano quiero saber más: del mundo, la historia, las personas y sobre mí mismo.

Debemos tener especial cuidado, de no dejarse llevar por estas corrientes y sectas generadoras de morbo y rechazo, además de no clavarse con una idea. Sí algo he aprendido es que nada es absoluto, que debemos cuestionarnos todo e investigar.

En fin, pasado el mal rato por haber leído tanta estupidez concentrada, vivan su vida espiritual de la mejor forma que puedan, no ataquen sin antes conocer y no tomemos tan en serio (ni para bien ni para mal) lo que otras personas dijeron, dicen y dirán, porque como nosotros, también son seres imperfectos.

Por cierto: pido disculpas para quienes practiquen el gnosticismo de forma madura y sin las enseñanzas de este singular personaje.

:)


No hay comentarios: